Uff…de este fin de semana no pasa, ha llegado el momento de bajar toda la ropa de invierno, y guardar la de verano.

Aprovecha este final de temporada, para ver qué prendas te quedas y cuáles pones en una bolsa para dar a la gente que lo necesita. Un consejo práctico: toda prenda que no te hayas puesto ni una sola vez en las dos últimas temporadas debe ir a la bolsa.

Una vez hayas completado este primer paso, seguro que estás en mejor predisposición para guardar la ropa que te quedas.

GUARDAR LA ROPA DE VERANO

Empieza por los trajes chaqueta y los vestidos de fiesta. Para que no se arruguen y se mantengan en perfecto estado lo ideal son las fundas protectoras antipolillas.

Las cestas, cajas, fundas son la solución perfecta para poder almacenar la ropa en los estantes más altos, incluso en la base del armario o debajo de la cama. Asegúrate de que la caja está perfectamente limpia y que las prendas no tienen ninguna mancha.

Los zapatos merecen un capítulo aparte. Los patios o galerías pueden ser el sitio ideal para guardarlos, siempre protegidos en sus cajas especiales. Si son opacas, un buen truco para saber qué tenemos en cada una de ellas es engancharle una foto del modelo en el lateral.

ORDENAR EL ARMARIO DE INVIERNO

Ahorrarás mucho espacio si cuelgas los pantalones de vestir en una multipercha, con cabida para cuatro o cinco prendas.

Coloca los jerséis apilados en las baldas, no apiles más de 5 si no quieres que se desordenen al quitar el de abajo. Para que te hagas una idea, la distancia ideal entre los estantes es de unos 35-45 cm. Me gusta ordenarlos por colores, de más oscuros a menos

Si mantener el orden de los cajones te trae de cabeza, lo mejor es que utilices separadores interiores, así lo verás todo de un vistazo. También hay cajas compartimentadas para la lencería o incluso para los zapatos.

Y cuando ya lo tengas todo organizado, si te gusta que al abrir los armarios te llegue una bocanada de aire fresco y limpio solo tiene que incorporar unas bolsitas aromáticas repartidas por los distintos estantes, a mi me encanta el olor a manzana.