Durante la época de verano usamos los bañadores y los bikinis a menudo y siempre terminan llenos de cloro, sal o arena.

Es importante cuidarlos correctamente para que nos duren más tiempo sin perder su aspecto original.

Algunos consejos que te serán útiles:

  • Después de utilizar tu bañador lávalo rápidamente, ya que el cloro y la sal del mar lo van a dañar
  • En el caso de haberte bañado en el mar, deja el bañador en remojo para eliminar toda la sal y la arena
  • Si lavas el bañador a mano no frotes, y si utilizas la lavadora hazlo con un programa para prendas delicadas
  • Para el aclarado utiliza abundante agua
  • Si tiendes la colada pon los bañadores a la sombra, del revés y sin pinzas para que no quede ninguna marca
  • Las fibras sintéticas son muy sensibles al calor, por esto recomendamos no planchar los bañadores