Mantenimiento y cuidado regulador de buceo…

Muchas veces pensamos que el regulador y el chaleco son elementos indestructibles y de funcionamiento ilimitado; y que es lo mismo un equipo de alquiler, prestado por una escuela de buceo o un equipo propio. Cuando se trata del regulador, del cual depende la vida del buceador, es muy importante seguir las instrucciones del fabricante para tener un equipo en perfecto estado y mantener un cuidado del regulador de buceo.

Los reguladores deben cumplir mantenimientos periódicos para poder garantizar un perfecto funcionamiento, a lo largo de su vida útil. Un regulador de un buceador activo (de 15 a 20 inmersiones anuales) requiere un mantenimiento anual, pero si el equipo es de alquiler el cuidado regulador del buceo será necesario con mayor frecuencia (cada 3-6 meses).

A parte de la revisión periódica, un síntoma de un regulador que requiere servicio técnico, son los silbidos o ruidos cuando inhalamos. También si vemos el filtro cónico de entrada de la primera etapa oxidado, con residuos o taponado será necesaria su revisión.

Les aconsejamos hacer el mantenimiento y cuidado regulador de buceo en un centro especializado, dónde dispondrán de las herramientas y productos adecuados.

El mantenimiento y cuidado regulador buceo consiste en:

Chequeo de fugas o pérdidas: Se realiza con el regulador presurizado y sumergido en agua. De esta forma se puede visualizar cualquier pérdida de aire.

Desmontar e inspeccionar los elementos: Se realiza según las instrucciones del fabricante.

Limpieza: Es aconsejable limpiar las piezas con productos específicos como Careli REGULATOR CLEANER. Este producto permite realizar el desengrase y desincrustación de las piezas tanto por inmersión o manualmente como por ultrasonidos.

Si realizamos la limpieza por inmersión o manualmente aconsejamos trabajar a una dosis del 25% aproximadamente, a temperatura ambiente, dejando actuar el producto durante media hora; aun así, el producto puede dejarse actuar durante horas ya que no ataca a la mayoría de materiales.

Si realizamos la limpieza por ultrasonidos, aconsejamos trabajar a una dosis entre el 3% y el 5%, a una temperatura entre 50ºC y 60ºC, dejando actuar el producto entre 2 y 6 minutos, dependiendo de la suciedad de las piezas.

Reemplazo de elementos indicados por el fabricante y los defectuosos o desgastados. Se realiza una lubricación de las piezas.

Montaje: Se realiza según instrucciones del fabricante.

Calibración y pruebas: en la primera etapa se verifica la presión intermedia y se ajusta al valor especificado por cada fabricante. Y en la segunda se ajusta la posición de la palanca de la válvula.

Recuerde que además del cuidado regulador buceo es importante, después de cada inmersión realizar los siguientes pasos:

  • Purgar varias veces el regulador mientras está conectado a la botella de aire para eliminar restos de agua y evitar la humedad.
  • Sacar el tapón antipolvo con el aire de la botella y colocarlo en la entrada del aire de la primera etapa y ajustar.
  • En caso de segundas etapas con ajuste de esfuerzo de respiración, cerrar un poco el ajuste para evitar entrada de agua en la manguera.
  • Colocar el regulador en un baño de agua dulce durante 30 minutos, para eliminar residuos y restos de sal.
  • Enjuagar con agua
  • Guardar el regulador en seco y la segunda etapa hacia arriba, para escurrir cualquier posible resto de agua de las mangueras.

¡DISFRUTE DEL BUCEO!