Estos últimos años la tecnología textil ha avanzado muchísimo adaptándose a las necesidades de los deportistas y a sus múltiples disciplinas creando tejidos que repelen el sudor, mantienen la temperatura constante, se secan rápidamente…

Si eres deportista seguro que en más de una ocasión te has encontrado que los malos olores no se eliminan después del lavado y es que mantener la ropa técnica limpia, sin olor a sudor y sin estropear sus propiedades puede  ser complicado si no se actúa correctamente.

Para evitar estas molestas situaciones, unas precauciones básicas y el producto adecuado te ayudaran a mantener tus prendas como nuevas y sin malos olores después del lavado.

En primer lugar, lava la ropa, cuantos antes mejor, después de la actividad deportiva y no dejes las prendas húmedas dentro de la bolsa o sin ventilar para evitar su deterioro y una mayor impregnación de malos olores.

Por otro lado utiliza el producto adecuado, esto es sinónimo de una mayor durabilidad y conservación de las prendas técnicas. Aunque a menudo hemos oído que este tipo de prendas no se pueden lavar con suavizante, la gama FLOPP de detergentes con suavizante ha sido diseñada para lavar los tejidos técnicos existentes en el mercado ya que el suavizante incorporado está formulado con siliconas y no encapsulado lo que evita que quede impregnado en los tejidos y no inhabilita sus propiedades técnicas.

Los suavizantes tradicionales encapsulados añadidos en el cajetín de la lavadora se depositan encima de los tejidos formando una película uniforme que tapa el poro y, por lo tanto, disminuyen la capacidad de transpiración de la prenda.

Si nos centramos en los malos olores, es muy desagradable ponerte ropa limpia de deporte y sentir restos de malos olores que no han sido eliminados completamente, o que pocos minutos después de empezar a sudar reaparezcan y a veces con más intensidad. Los detergentes que como FLOPP ropa  incorporan enzimas en sus formulaciones, que son el elemento esencial para quitar el mal olor de las prendas. Tratan con suavidad los tejidos y a la vez garantizan una desodorización profunda, así como la eliminación de las moléculas olorosas.