La lavadora es un electrodoméstico imprescindible en el hogar, por ello requiere de un mínimo mantenimiento para seguir funcionando y ofrecer una excelente limpieza en cada lavado. Dedicarle unos cuidados mínimos a largo plazo resulta rentable. Aquí algunas recomendaciones:

1. Evitar la sobrecarga: No pongan toda la ropa posible en el tambor, es importante dejar espacio para el agua y para que las prendas puedan moverse.

2. Ventilar el tambor: Después de usar la lavadora es importante dejar abierta la puerta para que el tambor se ventile y se seque correctamente. De esa forma evitaremos el moho.

3. Limpiar la junta: Regularmente pasar un trapo limpio y humedecido por la junta de goma. Es allí donde se acumula la espuma sucia y provoca un olor desagradable.

4. Utilizar detergente en cápsulas: incorporarlas directamente en el tambor de la lavadora y no utilizar el cajetín del detergente, de esta forma aprovechamos todo el detergente y evitaremos limpiar el cajetín.

5. Limpiar la lavadora: Realizar regularmente (1 vez al trimestre) una limpieza del interior de la máquina con el producto Careli Limpiador Cafeteras, de esta forma evitaremos la cal e eliminaremos los malos olores que pueden deberse a la acumulación de bacterias y otras sustancias incrustadas. La suciedad que se elimina de las prendas podría permanecer en el interior de la lavadora creando un caldo de cultivo ideal para las bacterias.

 

Forma de empleo:

  • Comprobar que se ha retirado toda la ropa del interior de la lavadora8437009226155
  • Vaciar el contenido de 3 sobres de Careli directamente en el tambor y un sobre más en medio de las juntas.
  • Iniciar programa de lavado a 50 ºC sin prelavado

6. Limpiar el filtro: Según el modelo y su antigüedad, puede ser necesario quitar, de vez en cuando, los restos que se acumulen en el filtro. Consulta el manual para saber si es necesario, cómo hacerlo y con qué frecuencia.