Los lavavajillas requieren un mínimo mantenimiento para seguir funcionando y ofrecer una excelente limpieza en cada lavado:

  • Verificar los niveles de sal y abrillantador antes de poner en funcionamiento el aparato.
  • Es recomendable ubicar las piezas de la cristalería, vajilla y cubertería en el interior del lavavajillas según indicaciones de colocación del propio fabricante de la máquina.
  • Antes de introducir los diferentes objetos y utensilios de cocina es conveniente eliminar los restos de comida y aclarar todo. El lavaplatos tienen la opción de prelavado para evitar que la suciedad quede reseca.
  • Una vez al mes realizar una limpieza en el interior de la máquina con el producto Careli Limpiador Cafeteras y más. De esta forma evitaremos que aparezca una capa de cal o grasa. Y evitaremos que los brazos aspersores estén bloqueados.  Si lo estuvieran tire del brazo inferior hasta arriba y tire del brazo superior hacia abajo y desatorníllelo (consulte el manual de instrucciones del fabricante para obtener más información). Aclare los dos brazos bajo el grifo antes de volverlos a montar. Una vez colocados, asegúrese de que el brazo inferior está bien encajado en su lugar y de que el superior está bien atornillado.

Limpieza lavavajillas con Careli Limpiador Cafeteras y más:

1º Comprobar que se ha retirado toda la vajilla del interior.
2º Vaciar el contenido de 2 sobres de producto en el interior del lavavajillas
3º Iniciar programa de lavado a 50ºC sin prelavado. Cuando finalice el programa de lavado, la lavadora estará limpia.